Suicidio.

Ya no recuerdo cuando recibí la respuesta. Si observan vamos sin rumbo, vamos perdiendo el camino, vamos pegados al piso. El reloj ya no me molesta, que se detenga o se cuele en las cloacas. Que todos hagan lo que quieran. Que yo mujer perdida me colgaré del puente, las masas oscuras, los claveles rojos, la ensoñación, la reencarnación y los asesinos me acompañaran a mi destino. Todos vamos a morir.

Anuncios

Copa de vino

Todas las noches llego a mi sucia habitación de hotel y entro sin encender las luces, saludo a la mugre, abro la nevera, saco una botella del peor vino, me dirijo a tientas a la cocina, abro la gaveta más alta, tomo la única copa que hay, no puedo ver si hay cucarachas o ratas,  la abro con mis dientes, y vacío lo que queda de ella en la copa, me llega un olor rancio que aspiro inmediatamente, camino hasta la sala y abro las cortinas que me dejarían ver la ciudad, me siento en una banca coja, cuento, uno, dos, tres ladrillos,-¡uff! que vista, mira esas estrellas Ron, ¿cierto que son lindas?- Tomo un trago grande de vino, -Sí Ron, son hermosas- Sonrío cruzando mi pierna, me quedo allí un largo rato, luego me levanto, cierro la cortina, me dirijo al cuarto, abro el armario y la veo allí sentada; recordé la vista que tiene mi habitación, verla allí con sus ojos apagados, su cabello rojo, sus labios hinchados, su pestilencia unida a madera y margaritas.

-Debiste casarte conmigo Lucía-

Perdidos.

Perdí algo, no lo encuentro, siento punzadas en las manos, lo necesito, pero no recuerdo que es, pienso, pienso, el sonar del maldito reloj no me deja concentrar, busco bajo mi almohada, en mis bolsillos, debajo de la cama, en la boca de mi perro, nada, nada por acá, nada por allá, comienzo a rascar mis antebrazos, ¿dónde puede estar?¿dónde?¿dónde?, mis ojos giran en su órbita, arriba, abajo, derecha, izquierda, parpadeo, ¿qué buscaba?, no recuerdo, necesito ayuda, no alcanzo, por favor, no me dejen acá, necesito encontrarlo, lo necesito, levanto mi camisa, no lo veo, me miro en el espejo mientras revuelco mi pelo, nada sale, escarbo mis oídos, sigo sin oírle, me acurruco adolorida ¿qué busco? ¿qué necesito?.

Marié la mar

Ella es una mujer de ensueño, camina como si sus piernas fuesen parte del aire que golpea la tierra, su cintura y sus grandes caderas golpean las olas, su cabello corto silva cada vez que parpadea, y yo con un animo iluso siempre busco verla, me escondo tras las tiendas, coloco pelucas sobre mi cabeza, le canto suavecito mientras se broncea, pero Marié no lo nota, piensa que le susurra el viento. ¡Ay, cuanto quisiera que se diera cuenta!; y en las noches me lamento, ¡Ay Marié!, date cuenta, la mar no te habla, ella no te escucha, no te arrulla, ¿quién aparte de mí conoce tus lamentos?¿quién más te arropa en la madrugada?. No se da cuenta que la acompaño, que soy quien la despierta cuando está a punto de llover, que muevo sus cosas de lugar para que me vea, que me acuesto con ella cuando está enferma, que la observo de lejos mientras la mar la acaricia. ¡Ay Marié! mírame, no sientas miedo, me siento olvidado, solo, Marié, ven a verme.

1.1.1

Y si me despierto en la madrugada y miro al cielo, ¿podré pedir un deseo cuando el reloj marque las tres?

Saco la cabeza por la ventana, el frío aire gris golpea mi cara, dirijo mis ojos al cielo, veo una estrella cayendo, ¿podré pedir un deseo mientras el mundo se acaba?

Estoy acostada en mi cama, respiro muy lento, la lluvia golpea mi techo, como si me quisiera hablar, ¿puedo pedir un deseo mientras mi alma grita y la lluvia galopa no dejándome en paz?

Camino sin rumbo en el parque, los niños, las plantas, los aires, ¿podré pedir un deseo mientras veo a todos andar?

Tres de la madrugada, el mundo se acaba, mi alma grita, sin ser escuchada, todos andan, yo pasmada, aquí escribiendo, y mientras, nada.

 

六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六

tumblr_npiyu4js8l1sh8nmro1_400

六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六六